Llámanos para visitarnos en CDMX 55 2163 1100 EMAIL: cozybebe@gmail.com

Estamos en la ciudad de México

COZYBEBE

Tu eres el presente. Cuida su futuro cerca de tu corazón

Relactar: Como eliminar el biberón y regresar a la lactancia materna exclusiva

Por Ana Charfén, IBCLC

¿Tu quieres amamantar a tu bebé pero empezaste a darle biberones con leche artificial?

A veces, por falta de información y apoyo,  la mamá puede pensar equivocadamente, que su bebé necesita tomar fórmula, o que su leche no es buena, y comienza a suplementar su leche con leche artificial en biberón, o a completar después de una toma de pecho pero mas tarde, se da cuenta de que la información que tenia era errónea, y quiere que su bebé tome leche materna solamente.

Debes saber que puedes regresar a la lactancia materna exclusiva, y que casi todas las mamas pueden producir suficiente leche para sus bebés, durante todo el tiempo que quieran amamantarlo.

Primero hay que comprender como se produce la leche materna, y conocer la regla de oro para tener una cantidad de leche abundante: “mientras mas amamantes, mas leche tendrás”

Los bebés de menos de 6 meses de edad, deben amamantar entre 8 o 12 veces al día, siempre permitiéndoseles que terminen el primer pecho, y que mamen durante todo el tiempo que lo deseen. Es difícil hablar de minutos, ya que cada bebé succiona a una velocidad diferente, pero como regla general, podemos decir que un bebé recién nacido, puede estar mamando del primer pecho, por 10, 15, 20, 30 minutos o más, o hasta que se suelte por si mismo y parezca satisfecho o se duerma. A un bebé recién nacido, se le puede estimular durante la toma, si se queda dormido, tallándole su cabecita, moviéndole los pies, o descubriéndolo un poco, para mantenerlo despierto. Ya que el bebé no quiere succionar más del primer pecho, podemos hacerlo eructar, cambiarle el pañal y ofrecerle el segundo pecho, en el cual puede estar algunos minutos, o mucho tiempo. La toma termina cuando el bebé se queda dormido, o parece que ya no quiere mas. Es normal que algunos bebés sobre todo los menores de 3 meses, quieran volver a mamar después de algunos minutos en que parecía que ya habían terminado, para tomarse su “postrecito”

Algunas mamas son equivocadamente informadas de que deben dar cada pecho por una cantidad limitada de minutos, y después de eso suplementar con formula. Esta recomendación es el primer error que hace que la madre no produzca suficiente leche, ya que algunos bebés se tomaran la formula aunque están satisfechos con el pecho, cuando en realidad no la necesitan, ya que su instinto de succión es muy grande y quieren seguir mamando. El mamar los tranquiliza, y es bueno que la mama lo permita, ya que eso incrementa su producción de leche. La succión además, es estímulo neurológico, es benéfico para el bebé mamar por largos periodos de tiempo.

CONTINUAR

Si tu ya empezaste a suplementar con fómula, dependiendo de que tanta formula tome tu bebé, es qué tan rápidamente puedes írsela reduciendo y regresar a darle el seno materno exclusivamente.

Si tu bebé toma menos de 4 onzas de formula al día, puedes dejar de dárselas inmediatamente, siempre que este subiendo de peso por lo menos 113 gramos a la semana y moje por lo menos 6 pañales al día con orina, y tenga 3 deposiciones al día siendo menor de 6 semanas de edad. (los bebés de mas de 6 semanas, pueden tener evacuaciones mas infrecuentes) Es muy importante asegurarse de que el bebé tome el pecho por lo menos 8 veces al día, pero lo ideal es que si suspendiste el suplemento, dejes a tu bebé mamar tanto como sea posible por los siguientes 3 o 4 días, tratando de estar concentrada en tu bebé y no tener actividades esos días.

Si tu bebé toma má de 4 onzas de suplemento (formula) al día, el proceso que puedes seguir se presenta a continuación: (Escrito por Helena Herrero, IBCLC, de amamantar Asturias. www.amamantarasturias.org)

Lo primero que se necesita es confiar y tener paciencia y perseverancia. Incluso las madres adoptivas pueden conseguir amamantar, y el método es sencillo:

Lo más importante es dejar que tu bebé mame cuanto más mejor, al menos unas 10-12 veces en 24 horas o más, si está dispuesto.

• A veces es más fácil dar de mamar a un niño cuando está somnoliento.

• Proporciona abundante contacto piel con piel con tu bebé. Las abuelas y otros miembros de la familia pueden ayudar si se encargan de otras responsabilidades, pero no deberían atender al bebé en ese momento. Más tarde podrán hacerlo de nuevo.

• Puedes ofrecer el pecho cada dos horas.

• Déjale mamar siempre que parezca interesado.

• Déjale mamar todo el tiempo que necesite en cada pecho hasta que se retire por sí mismo.

• Por la noche pueden estar juntos y alimentarlo al pecho todas las veces que quiera.

• No usar chupete, del chupete no sacan nada y les cansa y quita fuerza para mamar después.

• Durante los primeros días que se está intentando aumentar la producción de leche, y si el bebé está tomando mayoritariamente leche artificial, sigue administrando la cantidad completa de alimento artificial recomendada para un niño o una niña de ese peso (150 ml por Kg y día-en un bebé de 3 kg,  los suplementos de leche de fórmula a ofrecer serían de aprox.  60 ml por toma, en una media de 8 tomas o de 45 ml en 10 tomas-), o la cantidad que le hubieran recomendado.

· Es aconsejable dar la leche artificial o la leche materna extraída en vasito (de boca pequeña) o con jeringa.

 

• Controla la ganancia de peso del niño-a (45-50 gr cada 3 días, los 3 primeros meses) y la excreción de orina (5-6 pañales al día), para asegurarte  que está obteniendo suficiente leche.

· Si no está obteniendo suficiente leche, no reducir el alimento artificial durante unos pocos días y si fuese necesario, aumentar la cantidad de leche artificial durante un día o dos.

 

Disminución del suplemento de leche artificial

Es preferible continuar suplementando en grandes cantidades o durante mucho tiempo a reducir el suplemento demasiado o muy rápidamente.

 

 

Una forma útil para reducir los suplementos de leche artificial es la siguiente:

• Reducir la cantidad de suplemento artificial administrado en 24 horas unos 60 ml (dos onzas). Esta reducción se mantiene así durante unos días. (es necesario asegurarse que el bebé haya tomado el pecho por lo menos 8 veces o la mamá se haya extraído la leche esa cantidad de veces en 24 horas)

• Esta cantidad puede dividirse entre varias tomas: por ejemplo, reducir 10 ml en cinco de las tomas de leche artificial; o reducir dos tomas en 30 ml cada una.

• Continuar con la cantidad reducida de la leche artificial durante los inmediatos días siguientes.

• Si el bebé muestra por su comportamiento que tiene suficiente y si después de una semana ha ganado 125 gramos o más de peso, reducir de nuevo el suplemento de la leche artificial en la misma cantidad (otros 30 ml) durante unos días y volver a comprobar el peso.

• Si el bebé muestra signos de hambre o si no ha ganado suficiente peso al final de una semana, no reducir el suplemento artificial y continuar con la misma cantidad una semana más. Si el bebé continúa mostrando signos de hambre o todavía no ha ganado peso después de otra semana, aumentar de nuevo el suplemento a como estaba antes de la reducción.

• Hay varias rutinas para administrar el suplemento de leche artificial y cada madre elige la que más le conviene.

• Muchas prefieren suplementar con la leche artificial en algunas tomas y no en otras.

• Un patrón común es amamantar sin suplementos de leche artificial en las primeras horas del día o por la noche cuando se notan los pechos muy llenos y dar el suplemento en las últimas horas del día.

• Otro patrón común es suplementar alternativamente las tomas. A veces los suplementos continúan siendo necesarios hasta que se comienza la alimentación complementaria.

Algunas conclusiones

La relactación es posible y práctica para casi cualquier mujer si está adecuadamente motivada y apoyada. La edad, la paridad, la experiencia de amamantamiento previo y el tiempo que ha transcurrido desde la última vez que había dado el pecho, son factores menos importantes.

En amplios y numerosos estudios, la mayoría de las mujeres producen leche, comenzando habitualmente alrededor de la primera semana.

Aproximadamente la mitad de todas las madres que relactan son capaces de amamantar a sus hijos exclusivamente, es decir, sin suplementos de leche artificial, en un mes.

 

Cómo alimentar con vasito a un bebé

• Sostener al bebé sobre el regazo sentándose incorporada o semi-incorporada. El vasito se apoya ligeramente sobre el labio inferior del bebé y el canto del vaso toca la parte externa del labio superior del bebé.

• Inclinar el vasito de manera que la leche llegue justo a los labios del bebé.

• NO VERTER la leche dentro de la boca del bebé. Sólo sostener el vaso en sus labios y dejar que la tome el mismo.

• Cuando el bebé ha tenido suficiente, cierra su boca y no tomará nada más.

• Si no ha tomado la cantidad calculada, puede que tome más en la siguiente comida o puede que sea necesario alimentarlo más a menudo.

• Medir la que toma el bebé a lo largo de 24 horas, no solo en cada toma. Un recién nacido de bajo peso, comienza a tomar leche en su boca con la lengua. Un recién nacido a término o un niño mayor succiona la leche y puede derramar parte de ella.

Suplementador de lactancia

En el mercado existe el suplementador, marca Medela, (escríbeme si lo necesitas)

Método “gotear y chorrear”

Se gotea la leche con un cuentagotas o un vaso directamente sobre el pecho mientras el niño está mamando. Esta técnica puede usarse para incitar a un niño reacio a comenzar a succionar del pecho. Cuando el niño está bien cogido al pecho es menos satisfactoria, porque la leche no entra fácilmente en la boca del niño. Debido a que esta técnica es más fácil con tres manos, puede ser difícil para una madre que no tiene a nadie que le ayude

 

 

Resumen basado en el documento de la OMS-1998, disponible en:

RELACTACIÓN: http://www.aeped.es/lactanciamaterna/otros-doc.htm

versión en español: Dr. Juan Jose Lasarte.Presidente Comité de Lactancia AEP

 

Regresar a ayuda para amamantar

sonrie al pecho

Casi todas las mamas pueden producir toda la leche que sus bebés necesitan. Si alguien te dice que tu no, busca ayuda con una IBCLC (consultora en lactancia materna certificada)

Si tu bebé ya toma formula y quieres que solo tome pecho.